Archivos de la categoría ‘NASA

Asteroide que se aproximará hoy a la Tierra tiene luna propia.

Viernes, mayo 31st, 2013

Radar de la Nasa detectó que el denominado 1998 QE2 tiene una luna de unos 600 metros de ancho.

El asteroide denominado 1998 QE2, que alcanzará hoy por la tarde su punto más cercano a la Tierra (5,8 millones de de kilómetros), tiene su propia luna, según imágenes captadas recientemente por un radar de la Nasa.

El objeto que mide 2,7 kilómetros de diámetro y que pasará “cerca” de nuestro planeta a las 16.59 horas de hoy, es un asteroide binario, es decir, que viaja acompañado de una luna de unos 600 metros de ancho. Según la agencia espacial estadounidense, un 16 por ciento de las rocas espaciales que viajan alrededor de la Tierra presenta este fenómeno.

Otro de los datos entregados por el radar Deep Space Network, es que el 1998 QE2 tiene zonas oscuras en su superficie, lo que sugiere que tiene grandes concavidades.

El paso del 1998 QE2 servirá a los expertos para estudiar en detalle su tamaño, forma, rotación, características de la superficie y el origen.

 

(Fuente:  http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2013/05/659-526039-9-asteroide-que-se-aproximara-hoy-a-la-tierra-tiene-luna-propia.shtml  y selección de  Yugurta Domingo)

Anuncios

Curiosity y Opportunity vuelven a funcionar tras un mes incomunicados

Sábado, mayo 4th, 2013

La conjunción solar que existió con Marte bloqueaba cualquier tipo de comunicación con la tierra.

Casi un mes después de su última operación en Marte, los dos rovers de la Nasa, Opportunity  y Curiosity, vuelven al trabajo. La flota al fin logró restablecer contacto con los controladores tras la conjución solar con marte que existió durante abril (momento que el sol se interpone entre la tierra y marte), imposibilitando cualquier tipo de comunicación satelital entre la tierra y el planeta rojo.

Hasta ahora, Nasa dice que todo está funcionando en perfectas condiciones e incluso recalcan que ya se comenzó el proceso de recolección de datos e información que se almacenó en la memoria de los Rovers durante este mes sin contacto.

La conjunción solar con marte es un evento normal que ocurre cada 26 meses, por lo que existen las medidas necesarias para que los exploradores resistan cualquier tipo de imprevisto durante este tiempo sin contacto alguno.

El Opportunity, que lleva más de 9 años en suelo marciano, continuará explorando el Cráter Endeavour, mientras que el Curiosity, que aterrizó el año recién pasado, lo hará en Yellowknife Bay.

 

(Fuente: http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2013/05/659-521459-9-curiosity-y-opportunity-vuelven-a-funcionar-tras-un-mes-incomunicado.shtml y selección de Yugurta Domingo)

UN RASTREADOR DE NUEVAS TIERRAS SERA LANZADO EN 2917.

Martes, abril 9th, 2013

La nave TESS está diseñada para buscar por todo el cielo prometedores planetas que puedan ser similares al nuestro.

Un rastreador de nuevas Tierras será lanzado en 2017

TESS TEAM

La búsqueda de una nueva Tierra, un planeta que sea similar al nuestro, es cada vez más intensa. Un nuevo rastreador, denominado The Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), será lanzado por la NASA en 2017. La nave se convertirá entonces en la primera que explore exoplanetas de todo el cielo, pero se fijará especialmente en los mundos pequeños y rocosos alrededor de estrellas cercanas más allá del Sistema Solar.

TESS será el sucesor del telescopio espacial Kepler, que ha descubierto más de 100 exoplanetas confirmados y miles de candidatos desde su lanzamiento. Kepler se ha fijado en único parche del cielo, buscando mundos en tránsito (mundos que se descubren cuando pasan por delante de su estrella y provocan una diminución de la luz). Según los cálculos de los científicos obtenidos por los datos de Kepler, un planeta como el nuestro puede existir a solo 6,5 años luz de distancia.

La nueva nave, diseñada por el Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial, también buscará planetas en tránsito, pero va a utilizar una serie de cámaras de campo amplio para explorar alrededor de dos millones de las estrellas más cercanas de nuestro vecindario galáctico. Explorará un área del cielo 400 veces más grande que cualquier otra misión previa y será capaz de estudiar la luz de diferentes tipos de estrellas. No solo las que son similares al Sol, sino también las de clase M, que son más pequeñas y frías y mucho más abundantes en la galaxia.

En la zona habitable

Uno de los objetivos de la misión será encontrar exoplanetas del tamaño de la Tierra en lo que se denomina zona habitable, la región alrededor de una estrella donde puede existir agua líquida. Los responsables de TESS confían en que la sonda encuentre hasta 1.000 exoplanetas en sus primeros dos años de búsqueda. Cuando un exoplaneta cercano haya sido identificado, el futuro telescopio espacial James Webb, el mejor que se haya construido jamás, será capaz de analizar su atmósfera en busca de indicios de vida. George Ricker, investigador de TESS, cree que los resultados que se obtengan serán mucho más concluyentes para los científicos.

«TESS será capaz de detectar cambios increíblemente pequeños en la intensidad de la luz de una estrella cuando un planeta del tamaño de la Tierra pase por delante», dice Ricker. «El tránsito de la Tierra por delante del Sol, visto desde el exterior del Sistema Solar, causaría una disminución en la luz del Sol de 85 partes por millón. TESS está diseñado para detectar una disminución de la intensidad de la luz todavía menor, de aproximadamente 40 partes por millón».

Noticias relacionadas

PLANEAN ENVIAR A HUMANOS A MARTE EN UNA NAVE PROPULSADA POR FUSIÓN NUCLEAR.

Martes, abril 9th, 2013

Por J . de Jorge

Investigadores estadounidenses pretenden utilizar la misma energía que enciende al Sol y a las estrellas para llegar al Planeta rojo en menos de tres meses. Aseguran que sus primeros experimentos han tenido éxito.

 

Planean enviar humanos a Marte en una nave propulsada por fusión nuclear

 

UNIVERSIDAD DE WASHINGTON
Recreación de una nave propulsada por fusión nuclear

Viajar a Marte es probablemente el próximo «gran paso» en la historia de la exploración espacial. Pero este proyecto todavía está plagado de obstáculos: es increíblemente largo, tiene costes exorbitantes y supone numerosos riesgos para la salud de las personas que tengan el valor de emprenderlo. Investigadores de la Universidad de Washington creen que la hazaña puede ser posible gracias a una fuente de energía mucho más potente que las convencionales, la de fusión nuclear, la misma que utilizan el Sol y las estrellas. Con la ayuda de una compañía de fabricación de componentes para cohetes ubicada en Redmond, los científicos están construyendo un motor de fusión para una nave que en el futuro pueda convertir en realidad los viajes interplanetarios.

«Utilizando los combustibles de cohetes existentes es casi imposible para los seres humanos a explorar más allá de la Tierra», afirma John Slough, investigador de aeronáutica y astronáutica de la Universidad de Washington. La NASA estima que una expedición de ida y vuelta a Marte llevaría más de cuatro años con la tecnología actual. La gran cantidad de combustible químico necesario para mantener un cohete en el espacio durante ese tiempo sería muy costosa. Tan solo los costes de lanzamiento superarían los 12.000 millones de dólares.

Slough y su equipo creen que el viaje puede ser mucho más corto y barato si se utiliza un cohete propulsado por energía de fusión: sólo llevaría de 30 a 90 días. Según explican, han realizado pruebas en laboratorio (financiadas por la NASA) que demuestran el éxito de todas las partes del proceso. Ahora, la clave, dicen, será la combinación de cada prueba aislada en un experimento final que produce la fusión utilizando esta tecnología.

El equipo de investigación ha desarrollado un tipo de plasma que está encerrado en su propio campo magnético. La fusión nuclear se produce cuando este plasma es comprimido a alta presión con un campo magnético. El equipo ha probado con éxito esta técnica en el laboratorio. Solo una pequeña cantidad de fusión es necesaria para alimentar un cohete; un pequeño grano de arena de este material tiene el contenido de energía que casi cuatro litros de combustible para cohetes.

Metal supercaliente

Para encender un cohete, el equipo ha desarrollado un sistema en el que un poderoso campo magnético provoca grandes anillos de metal para implosionar en torno a este plasma, comprimiéndolo a un estado de fusión. Los anillos de convergencia se unen para formar una cáscara que enciende la fusión, pero solo por unos pocos microsegundos. A pesar de que el tiempo de compresión es muy corto, libera suficiente energía para calentar rápidamente e ionizar el combustible. Este metal supercaliente es expulsado fuera de la tobera del cohete a una velocidad muy alta. Este proceso se repite más o menos cada minuto, propulsando la nave espacial.

«Esperamos poder interesar a todo el mundo con el hecho de que la fusión no está a 40 años de distancia y ni a un coste de 2.000 millones de dólares», señala Slough. Ahora, el equipo está trabajando para ponerlo todo junto utilizando la tecnología para comprimir el plasma y crear fusión nuclear. Slough espera tener todo listo para la primera prueba a finales del verano.

En un viaje real al espacio, los científicos utilizarían litio metálico para alimentar el cohete. El litio es muy reactivo, y para realizar pruebas de laboratorio, el aluminio funciona igual de bien, según explican. La fusión nuclear puede parecer arriesgado debido a su uso en bombas nucleares, pero su empleo en este escenario es muy diferente. La energía de fusión para la alimentación de un cohete se reduciría por un factor de 1.000 millones de una bomba de hidrógeno, demasiado poco como para crear una explosión significativa. Además, el concepto de Slough utiliza un campo magnético fuerte para contener el combustible de la fusión y guiarlo con seguridad lejos de la nave y los pasajeros en su interior.

De momento, tan solo es una propuesta, pero quizás estos científicos hayan dado con la fórmula para llevarnos mucho más lejos que la Luna.

 

(Fuente:  http://www.abc.es/ciencia/20130408/abci-planean-enviar-humanos-marte-201304081041.html  y selección de Yugurta Domingo).

NASA advierte tormenta solar 2013, ¿debemos preocuparnos?

Domingo, diciembre 9th, 2012

NASA advierte tormenta solar 2013, ¿debemos preocuparnos?

Publicado por Juan Carlos Jiménez / 9:54 a.m. /

¿realmente necesitamos preocuparnos por una gran tormenta solar que quemaría los sistemas eléctricos de la mitad del planeta en el 2013?. A veces somos masoquistas los que estamos aquí en el Telegraph, porque nos encanta derribar nuestras propias historias, y yo estaba chasqueando mis nudillos especialmente para ésta. Es que, tiene todos los ingredientes: Autoridades científicas con bata blanca, graves advertencias de muerte inminente, un emocionante enemigo nuclear en el espacio desde la perspectiva científica. ¡La NASA! ¡Llamaradas solares! ¡Aviones cayendo del cielo! Etcétera…Pues, yo he leído la noticia, y por ese motivo hablé con el reportero de nuestro medio (The Telegraph) que publicó la información. No soy un astrofísico, soy apenas cinturón negro de tae kwon do. Para mí la alerta sonaba bastante sólida. El Dr. Richard Fisher, director de la división de la NASA Heliofísica, fue muy claro en las citas del artículo periodístico, y nuestro reportero, Andrew Hough, fue muy cuidadoso para comprobar sus datos con el Dr. Fisher antes de publicar. A simple vista se ve a un montón de gente seria pensando que se trata de un peligro real.

Al parecer, la preocupación se basa en que en el año 2013, el sol llegará a una etapa de su ciclo natural durante la cual estos grandes eventos (llamaradas y tormentas) son más probables. Esto puede parecerle un poco extraño, usted probablemente ha oído hablar (como yo) sobre una especial actividad solar que ha sido notable este último medio siglo, más o menos, y que se espera que disminuya considerablemente (posiblemente hasta desaparecer) en los próximos dos años.

 
Satélites alrededor del Sol y de la Tierra, principales víctimas de una Tormenta solar.
 
Hablé a Marcus Chown, el físico y autor de “Tenemos que hablar acerca de Kelvin”, quien dijo que “La actividad solar ha sido anormalmente alta en los pasados 50 años, pero en vista del comienzo extremadamente débil de este último ciclo de 11 años podemos predecir que dicha actividad está menguando, y que “las cosas van a estar muy quietas en el Sol desde por algún tiempo”. El Dr Ruth Bamford, físico de plasma del Laboratorio Rutherford-Appleton, concordó con Chown: “El sol ha estado particularmente tranquilo durante los últimos años. Se acaba de despertar, por así decirlo, habiendo comenzado su ciclo habitual de 11 años un poco más tarde que la mayoría de las veces.”

Entonces, ¿qué está pasando? Bueno, algo similar ha ocurrido antes. En 1859 una tormenta gran solar quemó cables telegráficos en toda Europa y los Estados Unidos. El Dr. Stuart Clark escribió un libro, The Sun Kings, refiriéndose a lo ocurrido. En el explica que la “Llamarada Carrington”, como fue llamada,” ahogó dos tercios de los cielos de la Tierra en una aurora de color rojo sangre la noche siguiente, y paralizó la navegación y comunicación global, tal y como era en ese entonces. “Las brújulas se tornaron inútiles y la red telegráfica cayó dejando solo el fantasma de la electricidad en los cables”.

Desarrollo de los últimos 2 ciclos solares.

El sol llegó a un nivel récord en la segunda mitad del siglo 20, y ahora “ha muerto” descendiendo hasta su nivel más bajo desde hace un siglo. Pero el doctor Clark advierte que “Aunque los niveles medios de actividad solar hayan disminuido, no significa que el Sol esté a salvo de erupciones grandes o incluso gigantes. El promedio de bajos niveles de actividad pueden incluso desencadenar llamaradas gigantes“. “Tal vez como sucede con los terremotos, tras una serie de erupciones constantes y/o temblores, la energía se disipa de manera uniforme durante largos periodos de tiempo. Pero en períodos de tranquilidad, esa energía podría estar acumulandose hasta estallar de pronto produciendo un evento gigante. Esta especulación esta vigente.”Es para el año 2013 cuando se espera el siguiente pico en el ciclo de actividad solar, y aunque no podemos predecir las llamaradas individuales, el Dr. Clark señala que la mayor parte de ellas ocurren a menudo poco después del pico. Por supuesto, si un evento “Carrington” volviese a suceder, tendría sería, potencialmente, mucho más problemático que en el pasado ya que en 1859 la comunicación eléctrica se hallaba apenas en su “infancia”.

La actividad solar y sus efectos en la Tierra.

El Dr. Clark dijo que “No hay absolutamente ninguna razón para creer que nos dirigimos hacia el Armagedón solar en el año 2013, pero que sin embargo, deberíamos esperar que tarde o temprano haya otro evento Carrington y eso es lo que estos científicos [en la NASA] están tratando de prevenir. La legislación de los EE.UU. acaba de aprobar el Congreso para ayudar a endurecer la red contra las erupciones solares “. Por lo tanto – es algo real, y que debería preocuparnos. Pero debemos saber también que pueden tomarse medidas preventivas. Los satélites pueden enviarse “fuera de línea” durante las erupciones grandes, las redes eléctricas y redes de comunicación se pueden proteger contra la radiación electromagnética y así sucesivamente.

Como dice el Dr. Bamford: “Los eventos extremos como el Evento Carrington del año 1859 tienen una probabilidad de 1 cada 100 años, aproximadamente la misma probabilidad que tiene una tormenta del nivel de Katrina de azotar Nueva Orleans – y Nueva Orleans debería construir defensas para resistir una magnitud extrema-pero poco probable. 100 años no es tanto tiempo”.“Pero esto no es el fin del mundo. Podría llegar a ser, tal vez, tan estremecedor como una nube de cenizas, pero no tan prolongado, estoy seguro”. “Las nubes de cenizas nos han dejado ejemplos de como tomar precauciones, como el sistema de copia de seguridad de GPS llamado eLoran, o los campos de fuerza activos “mini-magnetosfera”, para protección de astronautas y los satélites que han diseñado”. Por supuesto, si se toman esas precauciones, y tras realizarse el trabajo el temido daño no se produce, entonces todo el mundo va a llorar diciendo que fue un gran alboroto por nada, como siempre lo hace. Así que los científicos no pueden ganar, es la verdad. Pero así son las cosas.

By Tom Chivers

Este post es una traducción del que publicara Tom Chivers en la web Telegraph para la cual escribe.

Fuente: Telegraph.co.uk

Quantum opina:

Hoy en día las sociedades dependen más que nunca de redes inteligentes de energía como la navegación GPS, el control del transporte aéreo o los sistemas de comunicaciones, que podrían ser eliminados por una intensa tormenta solar. Actualmente, las mejores indicaciones de una tormenta solar en camino proceden del satélite ACE (Advanced Composition Explorer), otras sondas como STEREO y SDO, proporcionan información actualizada al minuto sobre lo que está sucediendo en el Sol, permitiéndonos monitorear y analizar las erupciones solares.

Ahora bien, dónde radica el peligro? en la “interrupción” de los equipos electrónicos dependientes de los sistemas satelitales que, irónicamente, resulta muy vulnerable a los enormes chorros de plasma procedentes del Sol, capaz de freír en segundos toda nuestra red eléctrica (de la que la tecnología depende). Lamentablemente muchos aspectos cruciales de nuestra existencia dependen de que no falle el suministro de energía eléctrica, afectando entonces los sistemas básicos que garantizan nuestras vidas, como suministro de agua, tratamiento de aguas residuales, transporte de alimentos y mercancías, mercados financieros, red de telecomunicaciones, etc. Es el precio que debemos pagar por nuestra dependencia tecnológica. ¿estás preparado?

Temas relacionados:

– ¿Qué hacer en caso de que ocurriese una tormenta solar?
– Electrones “asesinos” podrían alterar las comunicaciones en 15 minutos
– Las Tormentas Solares no son el fin del mundo según NASA

(Fuente:   http://www.quantum-rd.com/2010/06/nasa-advierte-tormenta-solar-para-2013.html#ixzz2EZyFy0jk y selección  de Yugurta Domingo)

Primeros análisis del suelo marciano muestran que es similar al de Hawai

Jueves, noviembre 1st, 2012

Superficie tiene minerales típicos de erupciones volcánicas similar a muchas islas del océano Pacífico.

por C. E. / P. L.

CheMin es uno de los instrumentos más innovadores del Curiosity. El laboratorio móvil del rover es capaz de realizar un análisis químico y mineralógico, con las mismas técnicas que se utilizarían en la Tierra, pero directamente en Marte. Algo nunca antes conseguido en la superficie del planeta.

Su primer trabajo fue analizar muestras de suelo marciano, en el que se había encontrado una pieza brillante, y sus resultados, entregados por la Nasa este martes, señalan que la superficie marciana es muy similar a varias zonas volcánicas de la Tierra, como la isla de Hawai, en el océano Pacífico.

La agencia espacial estadounidense informó que las muestras contenían feldespato, piroxeno y olivino, minerales asociados a terrenos de formación volcánica. De acuerdo con los científicos, similares a los que se hallan en las faldas del volcán Mauna Kea, en Hawai.

Según Oscar Figueroa, geólogo de la U. de Concepción, se trata de minerales relativamente comunes, “sobre todo el feldespato, que se encuentra en una gran variedad de rocas en la Tierra”. El olivino y piroxeno se pueden encontrar “en rocas volcánicas tipo basalto, muy comunes en el sur de Chile”, agregó.

Tras el hallazgo, David Bish, coinvestigador de CheMin, dijo en la página web de la Nasa que gran parte de Marte está cubierto de polvo, “y teníamos una comprensión incompleta de su mineralogía”. “Ahora sabemos que es mineralógicamente similar al material basáltico, con importantes cantidades de feldespato, piroxeno y olivino, lo que no era inesperado. Aproximadamente la mitad de la superficie está compuesta por materiales no cristalinos, tales como vidrio volcánico”, explicó el experto.

El hallazgo es, según la Nasa, un nuevo paso para entender si Marte alguna vez fue propicio para la vida microbiana. Ello, porque cada mineral registra las condiciones bajo las cuales se formó.

De húmedo a seco

La muestra para el primer análisis específico de CheMin fue recogida por el Curiosity en una zona marciana llena de polvo y arena que el equipo del rover bautizó como Rocknest.

Según dijo en la página web de la Nasa, David Blake, científico del Ames Research Center de la agencia e investigador principal de CheMin, hasta ahora el Curiosity ha reforzado los análisis previos hechos por los científicos, en el sentido de que los materiales analizados del cráter Gale (donde se encuentra el Curiosity) registran una transición a través del tiempo de un ambiente húmedo a uno seco.

Las rocas antiguas sugieren que el agua alguna vez fluyó por el lugar, mientras que los minerales en el suelo más joven son consistentes con una interacción limitada con el agua.

(Fuente:   http://diario.latercera.com/2012/11/01/01/contenido/tendencias/16-121965-9-primeros-analisis-del-suelo-marciano-muestran-que-es-similar-al-de-hawai.shtml  y selección de Yugurta Domingo)

Familia de la NASA vive en el tiempo de Marte

Domingo, agosto 19th, 2012

 

Desde la llegada de Curiosity al planeta rojo, el director de vuelo de la agencia, David Oh, su esposa e hijos tienen una jornada de 24 horas y 40 minutos. Esta es su aventura marciana

Una familia de California está aprendiendo a vivir en el ritmo de Marte. El ingeniero de vuelo de la NASA, David Oh, tuvo que cambiar su rutina a tiempo marciano después de que el explorador Curiosity amartizará en el planeta rojo a pricipios de este mes. Su esposa y sus tres hijos decidieron acompañarlo en la experiencia.

 

Un día en Marte es 40 minutos más largo que un día terrestre, por lo que han estado despertándose, durmiendo y comiendo en horarios poco usuales. Un día, desayunaron a las 3 p.m. La familia bloqueó las ventanas de sus dormitorios para evitar que la luz solar ingrese y así poder dormir a la hora del planeta rojo. 

  

Braden Oh, de 13 años, comenzó a escribir su aventura marciana en un blog llamadoMarstimr. Conocer cómo es Los Angeles, durante la noche, realizando caminatas nocturnas y comidas familiares en restaurantes que abren toda la noche, entre sus nuevas actividades.

 

Los expertos e ingenieros de la misión deberán vivir durante tres meses con el cambio de hora. No obstante, la familia realizará la experiencia sólo durante agosto.

 

(Fuente: http://america.infobae.com/notas/56539-Familia-de-la-NASA-vive-en-el-tiempo-de-Marte y selección de Yugurta Domingo)

La Tierra invade Marte

Domingo, agosto 5th, 2012

Si todo sale bien, la sofisticada nave de la NASA ‘Curiosity’ se posará este lunes en la superficie del planeta rojo para explorar si ha albergado vida

 5 AGO 2012 – 00:33 CET

Durante más de veinte minutos, científicos e ingenieros de la NASA contendrán mañana el aliento mientras la nave más sofisticada jamás enviada a Marte, bautizada como Curiosity, intentará posarse en el planeta rojo. Ocurrirá hacia las siete y media de la mañana, hora española, si todo sale como está previsto.

La nave, un platillo volante de casi una tonelada, entrará en contacto con la alta atmósfera marciana como un bólido a 5.800 metros por segundo, brillando como un demonio enfurecido al rojo vivo. Unos cuantos cohetes se encenderán para frenar un poco la caída. Luego, el artefacto desplegará un enorme paracaídas supersónico y mientras cae se deshará de su parte inferior, la loseta de protección térmica. En ese momento, el artefacto encenderá un radar que explorará el suelo, realizando los ajustes necesarios en su cerebro electrónico en un tiempo cronometrado al milímetro. El paracaídas frenará su descenso, pero no del todo. Una vez desprendido, la nave seguirá su bajada a más de 300 kilómetros por hora. Los retrocohetes tratarán de evitar el desastre. A solo veinte metros del suelo, la nave soltará un robot con ruedas, al que permanecerá unido mediante cables. Como una araña metálica que sujeta su delicada presa con hilos de seda, el artefacto dejará que las ruedas del rover toquen con suavidad el suelo, y luego se alejará.

Este descenso durará siete minutos críticos, que los expertos han calificado como de puro terror. Tendrán que esperar otros catorce para saber si ha tenido éxito. El re­­tardo en las comunicaciones con Marte añade aún más suspense. “Es el mayor desafío al que nos hemos enfrentado. Jamás lo habíamos intentado en Marte”, indicó el ingeniero Miguel San Martín en un vídeo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de Pasadena (JPL en inglés). Durante esa angustiosa caída se encenderán decenas de artefactos pirotécnicos. Un solo fallo, y el roverse habrá hecho pedazos contra el suelo. Es comprensible el nerviosismo que atenazará mañana la garganta de más de uno. Cualquier contratiempo en esta fase tan delicada puede desparramar sobre el barro marciano más de 2.500 millones de dólares de sofisticada tecnología, haciéndola puré. Pero si todo sale bien, la NASA habrá colocado con éxito un robot de seis ruedas, del tamaño de un utilitario, en el fondo de un cráter de seis kilómetros de tamaño. Cuando sus cámaras se activen, recogerán en sus retinas electrónicas un mundo frío y seco. Y empezará la aventura.

¿Qué es exactamente Marte? Piense en un planeta seco hasta los huesos, un poco más de la mitad de tamaño que la Tierra. Un mundo más pequeño, pero grandioso. Allí hace un frío mortal. Temperaturas de hasta noventa grados bajo cero se conjugan con una atmósfera enrarecida, sin oxígeno y, por supuesto, sin agua líquida. Marte es como un desierto, helado hasta el tuétano. Pero al mismo tiempo, el paisaje que se abre ante sus ojos es sencillamente inigualable. En su parte más occidental, las tierras ocres rinden homenaje a los volcanes, y el Olimpo, el mayor de todo el Sistema Solar, está rodeado por nubes de partículas de hielo y eleva sus paredes de lava hasta la estratosfera, a más de 22 kilómetros de altura, gracias al milagro de la baja gravedad de Marte. Tiene que ser un espectáculo contemplar cómo esos inmensos farallones de lava de millones de años reflejan la luz de un sol empequeñecido.

El Laberinto de la Noche (Noctis Laby­rinthus) es un enjambre de valles secos colmados por centenares de hondonadas y barrancos colosales, en cuyo fondo se proyectan sombras sobre las que se distinguen brumosos jirones de dióxido de carbono helado a más de cien grados bajo cero. Forma parte del Valles Marineris, un gigan­tesco cañón que recorre miles de kilómetros como una herida abierta, con gargantas de hasta siete kilómetros de profundidad. En comparación, el Cañón del Colorado es un auténtico enano.

Marte es extraño también si se echa un vistazo a su mapa global. Lejos han quedado los tiempos en los que el astrónomo italiano Giovani Schiaparelli creyó ver canales allí, el fruto de una civilización inteligente. Lo cierto es que la mayor parte de su hemisferio sur está agujereado por cráteres de impactos colosales, hecho de una tierra rugosa y accidentada, de una forma que nos recuerda a la Luna. Sin embargo, en su hemisferio norte la superficie es lisa, tan extraordinaria que es muy fácil imaginarla como el lecho ahora seco de un océano. Los expertos especulan que hace quizá muchos millones de años, el hemisferio norte de Marte estuvo sepultado bajo un mar de noventa metros de profundidad, lo que habría borrado los impactos de los meteoritos. LaCuriosity (bautizada también como Mars Science Laboratory o MSL) aterrizará precisamente en un lugar relativamente cercano a esa costa marina, el cráter Gale, en la frontera entre las tierras lisas del norte y el rugoso sur.

Es un sitio intrigante. Aunque en medio del cráter se alza una montaña de cinco kilómetros, el anillo que la rodea no es sino una depresión tan profunda que el agua “debió de haber formado aquí lagos”, en palabras de John Grotzinger, el científico principal de la misión, en una animación realizada por la NASA. El lugar está formado por capas de sedimentos presumiblemente depositados por el agua. Si los expertos tienen éxito, conducirán el rover mediante control remoto a través de un terreno de capas que, en palabras de Grot­zinger, serían como los capítulos de un libro desconocido sobre la geología marciana. “Si comienzas por la parte baja de la montaña, lo haces sobre los sedimentos más antiguos, mientras que las capas que están en la cima serían los capítulos más jóvenes”. El rover entrará posteriormente en un cañón plagado de rocas que se formaron presumiblemente por la acción del agua y las someterá a su análisis. Será una conducción lenta. El artefacto tardará bastantes semanas, puede que meses, en llegar hasta aquí. La misión podría durar dos años. Si hay suerte y conserva energías suficientes, laCuriosity podría explorar un terreno aún más rugoso y extraño que se abre después de ese cañón.

Imagínelo como un laboratorio con ruedas: el equivalente a mandar allí un geólogo humano, solo que armado con un instrumental formidable. Este geólogo muestra un aspecto mucho más marciano: posee diecisiete ojos, dos cerebros y un cuello muy largo. Contemplará el mundo desde una altura superior a los dos metros. Con su mirada láser será capaz de vaporizar una minúscula muestra de roca a siete metros de distancia, determinar si se trata de una roca volcánica o sedimentaria, y analizar de qué está hecha. En sus tripas, el explorador llevará una decena de instrumentos científicos. Espectrógrafos para determinar los tipos de minerales, instrumentos de difracción de rayos X, aparatos para identificar residuos orgánicos. Lleva una estación ambiental diseñada por científicos españoles del Centro de Astrobiología del INTA para medir la temperatura del aire, suelo, presión y humedad, y radiación ultravioleta. Extenderá un brazo robótico hasta 1,7 metros, con unamano provista de un taladro, un cepillo, bandejas para muestras, y una cámara de alta resolución para fotografiar lo que encuentre entre dos centímetros y el infinito. Ciertamente, la Curiosity no habría desentonado en un filme como La guerra de los mundos, de Byron Haskin, donde las portentosas naves marcianas se alzan en el aire para escupir rayos abrasadores sobre los humanos. En este caso, los invasores somosnosotros.

A pesar de todas esas fabulosas capacidades, el artefacto no podrá decirnos si hay vida o no en Marte. Si tiene éxito, los científicos podrán deshojar la geología con más precisión y afirmar que el planeta tuvo las condiciones para albergar vida en el pasado (o quizá no). Lo que no es poco. Desde los años cincuenta, el cine de ciencia ficción nos ha regalado invasiones de alienígenas hostiles, pero en los últimos 35 años les hemos devuelto la jugada. De acuerdo con la Sociedad Planetaria, Marte es el mundo más invadido por los seres humanos después de la Luna. Pero no es un mundo amigable. La mitad de los intentos para conquistarlo –unos cuarenta– han fracasado. Si mañana la Curiositytiene éxito, se unirá a un grupo selecto aunque reducido de sondas robot que están escudriñando este extraño mundo.

La lista es corta, pero fascinante. LaMars Reconnaisance Orbiter de la NASA se encuentra en órbita desde 2006, fotografiando el planeta con sus cámaras y espectrómetros; el rover Opportunity, que aterrizó en 2004, se encuentra ahora explorando un cráter de 22 kilómetros (su hermano gemelo, Spirit, se quedó atascado en el fango y agotó sus baterías hace poco más de dos años, se le da por muerto); la Mars Express, de la Agencia Espacial Europea, llegó en 2003 y está proporcionando las visiones más fabulosas del paisaje marciano en tres dimensiones, pero el robot que transportaba, el Beagle 2, se estrelló en su intento de amartizaje; la Mars Oddisey, de la NASA, llegó en 2001, un mes después de los atentados del 11 de septiembre. Ha detectado depósitos masivos de agua helada bajo los polos marcianos.

Marte también está lleno de cadáveres metálicos y tiene una historia de fracasos sonados. Rusia ha lanzado hacia allí un total de 17 sondas, pero ninguna ha tenido éxito. No ha podido superar una especie de maldición (en contraste con la fiabilidad de sus cohetes rusos para transportar personas). El fiasco más reciente fue el Phobos-Soil, que se lanzó el pasado enero, pero que no pudo colocarse en la órbita adecuada y cayó al océano Pacífico (llevaba en su interior una sonda china, la Yinghuo-1). Estados Unidos tiene el monopolio de victorias, y algunas derrotas especialmente dolorosas. La Mars Polar Lander, que debía dejar dos sondas, se perdió poco después de llegar a Marte en Navidades de 1999 por un fallo de software; el Mars Climate Orbiter tuvo el mismo destino en septiembre de 1999 por un error de la NASA al enviar datos a la nave en el sistema anglosajón, ¡cuando esta los calculaba en el sistema decimal!; el Mars Observer desapareció tres días antes de llegar a Marte en 1993… Por su parte, la sonda japonesaNozomi no llegó más que a aproximarse a 1.000 kilómetros de Marte y ahora está orbitando el Sol como chatarra espacial. Europa ha logrado un éxito importantísimo con la Mars Express. “Sigue su camino, y cumplirá diez años el año que viene, sus instrumentos aún funcionan, es algo que nunca imaginamos”, dice el español Agustín Chicarro, científico principal de Marte de la Agencia Espacial Europea.

Lo más extraordinario de todo no es el número de fracasos –la exploración espacial es un asunto difícil–, sino el hecho de que de todas las misiones que han alcanzado el planeta solamente dos fueron pensadas para detectar directamente vida en el rojizo y helado suelo marciano. Las naves gemelas Viking 1 y 2 llegaron allí hace ahora 36 veranos, en 1976. Fueron las primeras en posarse sobre el planeta rojo. Gilbert Levin, el científico responsable de uno de los experimentos –bautizado como el experimento de liberación marcada o LR –, no duda ahora de su éxito. “Encontraron vida”, afirma Levin al otro lado del teléfono a El País Semanal. El mundo científico entonces no lo creyó así. Pero existe una posibilidad de que la Curiosity, que no lleva ningún experimento directo para hallar vida, le dé la razón.

Las Viking aterrizaron en dos puntos separados más de 6.400 kilómetros. Tomaron muestras del suelo marciano y depositaron sobre ellas una solución de nutrientes marcados con carbono-14, un isótopo radiactivo. De existir microorganismos, estos metabolizarían la comida, exhalando dióxido de carbono radiactivo como consecuencia de su digestión. Los instrumentos detectaron la presencia de este gas radiactivo en todos los casos. Para descartar que el fenómeno no se debiera a un proceso biológico, se calentaron muestras hasta 160 grados centígrados, y se repitió el proceso. El suelo no producía gas, presumiblemente porque los microorganismos habrían muerto por el calor.

A pesar de estos resultados, la NASA descartó la posibilidad de vida debido a que otros aparatos fueron incapaces de detectar materia orgánica. El chasco fue monumental. “Los resultados del experimento LR fueron rechazados”, cuenta Levin, quien aceptó en principio la decisión de la NASA por prudencia. Hasta que en 1997, y tras numerosas investigaciones, cambió de parecer. Por una parte, explica, el cromatógrafo de la clase que llevaba la Viking para encontrar materia orgánica empezó a fallar en numerosas pruebas realizadas aquí, en la Tierra. A veces era incapaz de detectar restos orgánicos en muestras de suelo repletas de bacterias. Sin embargo, eso no ha sucedido con el experimento LR, el cual ha pasado elegantemente todas las pruebas. “Ningún otro ha logrado duplicar los resultados positivos del LR, salvo con microorganismos vivos. Lo hemos ensayado miles de veces, antes de la misión de las Viking y después, y en ninguna ocasión obtuvimos un fallo positivo o negativo. Si los microorganismos estaban ahí, el LR los encontró”. Levin no lo duda. Su técnica funciona tanto en Marte como en nuestro planeta. De haberse realizado en 1976 en la Tierra, “nadie nos habría disputado el hecho de que habríamos encontrado vida”.

Desde entonces, este experto, que trabaja en el Centro Beyond de la Universidad de Arizona junto con destacadas figuras científicas, como Paul Davies o Lawrence Krauss, está convencido de que si la Curiosityno se estrella mañana –le da un 50% de posibilidades de éxito–, el roverapoyará sus conclusiones. “Lleva un sistema mucho más sensible para rastrear materia orgánica. Tiene un láser que vaporizará una muestra de roca, y otros láseres realizarán análisis espectrográficos. Ellos [en referencia a los responsables de la misión] tienen una oportunidad excelente para encontrar materia orgánica. Estoy seguro de que la detectarán en cantidades suficientes como para justificar los microorganismos que nosotros encontramos en 1976”.

A Levin no le importa sentirse casi como un hereje, en contra del consenso científico. Eso le carga de polémica. “La tectónica de placas tardó más de cuarenta años en admitirse”, dice. Su elegante experimento de nutrientes marcados dio entonces mucho que hablar, pero la atención del mundo se desvió hacia otros aspectos más mundanos al certificar la ciencia que Marte era oficialmente un planeta baldío. Por entonces, los científicos interesados en estudiar la vida en otros planetas –los exobiólogos en suma– no eran legión. Fueron apartados de golpe. Sin embargo, esta historia ha cambiado gradualmente. El descubrimiento de que muchos microorganismos son capaces de soportar ambientes terribles –hay bacterias capaces de vivir en el interior de los reactores nucleares, resistiendo dosis letales de radiación, o bajo el hielo antártico– ha convencido a la NASA de que Marte tiene un pasado –y quizá un futuro– para la vida. Es un mundo muy rico en hierro, aunque en estado de chatarra. Y el hierro, según han puesto de manifiesto las investigaciones del científico español Ricardo Amils y su equipo en Minas de Riotinto (Huelva), es también una fuente de energía para determinados microorganismos capaces de vivir en ambientes totalmente desprovistos de oxígeno. La exobiología se llama ahora astrobiología. “Marte es el planeta más fascinante de nuestro Sistema Solar, aparte de la Tierra, precisamente porque tiene las mejores probabilidades de haber albergado vida en el pasado”, recalca en un correo electrónico el excelente planetólogo James Kasting, de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos. “Esa es la razón del interés de la NASA”.

La mayoría de los expertos creen que la vida en la superficie marciana es muy improbable. El planeta está oxidado, bañado por dosis letales de rayos ultravioleta, no hay agua líquida precisamente por lo enrarecido que está el aire marciano (la presión atmosférica allí es cien veces inferior a la de la Tierra). Argumentan que es preciso excavar quizá decenas de metros en el suelo marciano para tener alguna posibilidad razonable de encontrar vestigios fósiles, y quizá –solo quizá– alguna forma viva. Pero esa tecnología queda lejos. Marte se nos escapa. Disponemos de sensores capaces de detectar moléculas y un asombroso poder de computación, pero la presumible vida marciana se escurre entre los dedos. La evolución tecnológica acontecida en las tres últimas décadas no nos ha permitido responder a los interrogantes que dejaron las Viking. ¿Por qué no repetir los experimentos de detección directa usando una tecnología mucho más sofisticada? ¿Por qué no ir al grano?

Es la pregunta clave”, responde Levin. Y suelta la bomba. “Se la he formulado a los oficiales de la NASA muchas veces. Y la única respuesta que me han dado fue: “Nos quemamos los dedos con las Viking, ya que tus experimentos nos proporcionaron una respuesta ambigua. Y nos tememos que si vamos con otro experimento de detección de vida, podríamos obtener otra respuesta ambigua, y eso ocasionaría un gran daño a nuestro programa”. Para Levin, la actitud de la agencia espacial es contraria a la ciencia. Es mucho más política que científica. Es como si la NASA no quisiera pillarse los dedos otra vez, escarmentada con el patinazo del famoso meteorito marciano ALH84001, presentado por el presidente Clinton como una evidencia de vida alienígena que no fue ratificada después. Las Viking, insis­­te Levin, dejaron un capítulo abierto a se­­guir.“Tienes que duplicar los experimentos para expandir la base del conocimiento. Pero ellos nunca lo han hecho”.

La NASA espera traer algún día muestras de roca y suelo marciano a la Tierra para zanjar la cuestión, pero Levin se muestra muy crítico; como un auténtico outsider, al que le dan la razón al menos un puñado de astrobiólogos, afirma: “Si hay microorganismos marcianos, sería muy imprudente traerlos aquí. No sabemos si serán peligrosos. Demostramos que si encerrábamos suelo marciano en una caja durante dos meses, su actividad se esfumaba. Traer una muestra a la Tierra requiere al menos nueve meses de viaje. No sabemos qué temperatura o pH tendríamos que mantener. Lo más probable es que los microorganismos llegasen ya muertos, por lo que no sabríamos si hay o no vida en Marte”.

A pesar de todo, la Curiosity podría desvelar un misterio que no se encuentra en la superficie, sino sobre ella. En una novela policiaca, este enigma podría llamarse el caso del metano misterioso. El gas ha sido detectado por la Mars Express. Los volcanes producen metano, pero en Marte todos están apagados. ¿De dónde diablos procede este metano? Los cálculos sugieren que en Marte, el metano atmosférico no podría durar mucho: se oxidaría a los trescientos años. Las mediciones indican que la cantidad de este metano varía con las estaciones marcianas y con la latitud, así que debe de existir una fuente que está reemplazando el metano que se pierde. En la Tierra, las bacterias producen grandes cantidades de este gas. James Kasting está muy interesado en el problema. La Curiosity tiene un cromatógrafo de gases “capaz de medir el metano a niveles muy bajos”, explica. “Y eso podría tener implicaciones en el caso de que Marte tuviera al­­gún tipo de vida subterránea”. Pero Kasting se muestra muy cauto al respecto. La posibilidad existe, pero también es factible explicar la presencia de este gas sin acudir a la presencia de la vida.

Para Agustín Chicarro, la Curiosity no va a cerrar la cuestión de la vida en Marte. El misterio seguirá, ya que hay posibilidades de que “exista agua líquida bajo la superficie. Hasta que no vayan probablemente seres humanos allí, tal vez sea difícil determinar si la vida en Marte existió o se refugió en lugares concretos”. Lo cierto es que este mundo no ha perdido ni un ápice de magnetismo. Conserva intacta la capacidad de sorprendernos ocultando un poco más sus secretos.Para Agustín Chicarro, la Curiosity no va a cerrar la cuestión de la vida en Marte. El misterio seguirá, ya que hay posibilidades de que “exista agua líquida bajo la superficie. Hasta que no vayan probablemente seres humanos allí, tal vez sea difícil determinar si la vida en Marte existió o se refugió en lugares concretos”. Lo cierto es que este mundo no ha perdido ni un ápice de magnetismo. Conserva intacta la capacidad de sorprendernos ocultando un poco más sus secretos.

 

(Fuente: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/03/actualidad/1344015422_063551.html y seleccion de Yugurta Domingo)

La NASA te quiere como astronauta.

Miércoles, noviembre 23rd, 2011

Astronauta

Los astronautas pasan por un riguroso proceso de selección.

– Getty Images

¿Quién no soñaba con ser astronauta cuando era niño? Pues ahora llegó el momento de hacer ese sueño realidad, ya que la NASA ha lanzado una convocatoria abierta al público para encontrar a los astronautas del futuro.

La agencia espacial está buscando a las personas que serán los próximos habitantes y trabajadores de la Estación Espacial Internacional y misiones de espacio profundo como viajes a la Luna y Marte, y entre ellos podrías estar tú.

Claro, el proceso de selección es demasiado estricto, tanto que desde 1959 solo ha habido 330 astronautas de ambos sexos. El proceso de evaluación es exhaustivo y se requieren diversos grados académicos para lograr ser seleccionado.

El primer requisito es ser ciudadano de Estados Unidos, tener una visión perfecta de 20/20, presión arterial de 140/90 y una estatura de entre 62 y 72 pulgadas.

En cuanto a las calificaciones, los potenciales astronautas deben tener grado Bachelor en ingeniería, ciencia biológica, ciencias de computación, matemáticas o física.

Para comandante de la nave se deben tener tres años de experiencia profesional o mil horas de piloto de avión jet.

Si tienes la fortuna de ser aceptado en el programa de candidatos, no quiere decir que serás astronauta, pues el proceso de selección para los viajeros del espacio depende de entrenamientos en áreas como robótica, sistemas de Estación Espacial, aprender Ruso y aeronáutica.

Por si fuera poco, el salario es bueno pero no tan alto, los candidatos ganan de $ 64 mil a $141 mil por año. Si de todos modos te animas y cumples con los requisitos, visita la página de la NASA antes del 27 de enero del 2012.

(Fuente: http://tecnologia.univision.com/noticias/tecnologia-al-limite/article/2011-11-23/la-nasa-te-quiere-como-astronauta y selección de Yugurta Domingo)

Bailando entre traducciones

MASR Translations - Let the world know what you do

saulofarrugia

Solo entra

La Audacia de Aquiles

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

Blog Kunterbund von G.B.

http://zitroneblog.wordpress.com

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

QUORUM-Asuntos Gobierno de Chile

Un sitio WordPress.com bueno

Espacio de Marta

POESÍA SIMPLE Y ROMÁNTICA MEZCLA REALIDAD Y FANTASÍA.

Reparacion de Computadoras en Rahway, Elizabeth, Linden, Newark

Reparacion de Computadoras en New Jersey ( a domicilio) 732 900 2457 93 Elmora ave Elizabeth NJ

Soliloquiame

Opinión, literatura, escritores, cuentos, poemas, vida.

Palabra de Lost

Informática, Cine e Internet acompañados por mis mejores ideas y buen ambiente.

Espacio de oceano

Asuntos gobierno Chile

El Despertar del Ser Interior

Espacio de Reflexión, Descubrimiento y Aprendizaje

Javier García-Moreno E. - Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

capturaviaje

Fotografía y viajes

Espacio de paz

Just another WordPress.com site

Un Encuentro De Sensibilidades

Just another WordPress.com site

Espacio de Ana

Just another WordPress.com site

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Nariz Fria

Just another WordPress.com site