SOMALIA – Historia.

Domingo, agosto 14th, 2011

Antiguamente era parte de una región que los egipcios llamaban Punt. Entre los siglos II y VII algunas regiones de la Somalia actual eran parte del reino etíope de Aksum. En el siglo VII, tribus árabes se asentaron en las costas del golfo de Adén y fundaron el sultanato de Adel, cuyo centro principal era el puerto de Zeila. En el siglo XIII, llegaron a la región, procedentes de Yemen, los primeros somalíes. En el siglo XVI, el sultanato se desintegró en pequeños estados independientes, muchos de ellos gobernados por jefes de tribus somalíes. Zeila se convirtió en parte de Yemen y posteriormente cayó en poder del Imperio otomano.

COLONIZACION EUROPEA.

Los primeros europeos que tuvieron posesiones en la región fueron los ingleses, que en 1839 se hicieron con el control de Adén, situado en las costas de Arabia y en la actualidad parte de la república de Yemen. Los ingleses pretendían proteger sus rutas comerciales y disponer de lugares seguros donde poder efectuar escalas sus barcos. A mediados de la década de 1870, Egipto ignoró las demandas de Turquía y ocupó algunas ciudades costeras de Somalia y parte del territorio colindante del interior. Cuando en 1882 las tropas egipcias abandonaron el área con objeto de ayudar a frenar la revuelta del Mahdi en Sudán, Gran Bretaña se hizo con el control del territorio abandonado para salvaguardar la ruta a la India a través del canal de Suez, que había sido inaugurado en 1869. En 1887, los ingleses establecieron su protectorado, conocido como la Somalia Británica, que inicialmente era administrado desde Adén, pero que en 1898 pasó a estar bajo el control del Foreign Office (Ministerio de Asuntos Exteriores británico) y en 1905 del Ministerio de Asuntos Coloniales.

Los intereses de Italia en las costas de Somalia se remontan a finales del siglo XIX. Los italianos, mediante tratados con los sultanes somalíes y acuerdos con Gran Bretaña, Etiopía y Zanzíbar, consiguieron afianzar su posición en las costas del océano Índico. En las revueltas que tuvieron lugar entre 1899 y 1910 los nativos desafiaron la autoridad británica en las tierras del interior del protectorado, por lo que ese año los ingleses se vieron obligados a abandonar estas tierras y retirarse a las regiones costeras, hasta que finalmente en 1920 consiguieron dominar la situación. En esta época, el Tratado de Londres (1915) y varios acuerdos más firmados tras la I Guerra Mundial, permitieron a Italia ampliar sus dominios hacia las regiones interiores. En 1936 Italia consiguió unir sus territorios en Somalia con los de Eritrea y la recién conquistada Etiopía y estableció la colonia italiana del África Oriental. Tras la entrada de Italia en la II Guerra Mundial del lado de Alemania (1940), las tropas italianas invadieron la Somalia Británica con éxito y expulsaron a los ingleses, quienes no obstante, en 1941 reconquistaron su protectorado.

Las condiciones del tratado de paz impuesto a Italia en 1947 la obligaron a abandonar sus posesiones en el continente africano. El futuro de estos territorios debía ser decidido por las cuatro grandes potencias triunfadoras (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética). Sin embargo, en 1948 la falta de entendimiento entre ellas puso el asunto en manos de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que en noviembre de 1949 estableció un periodo de diez años de administración italiana previo a la independencia del país. El 1 de abril de 1950, tras la aceptación de Italia de los términos del acuerdo de las Naciones Unidas, el gobierno militar británico cedió su lugar a la administración italiana y el territorio pasó a denominarse únicamente Somalia.

INDEPENDENCIA

El 1 de julio de 1960 las Naciones Unidas aprobaron la independencia de Somalia, que se fusionó con el antiguo protectorado británico de Somalia, que ya había conseguido su independencia el 26 de junio. El primer presidente del país fue Aden Abdullah Osman Daar, elegido en 1960 y que resultó derrotado en 1967 en favor del antiguo primer ministro Abdi Rashid Alí Shermarke. El 15 de octubre de 1969, Shermarke fue asesinado y días después el general de división Muhammad Siad Barre se hizo con el poder, presidiendo una Junta Militar. En 1970 Barre emprendió una serie de reformas de carácter socialista en el país y en los años siguientes nacionalizó la mayor parte de la moderna infraestructura económica de Somalia. Las sequías padecidas en 1974 y 1975 llevaron la hambruna a casi todo el país.

A mediados de 1977, la etnia somalí que habitaba en la región etíope de Ogadén, fronteriza entre ambos países, inició un enfrentamiento en demanda de su autodeterminación. Los rebeldes, que contaban con ayuda militar de Somalia, habían ocupado a finales de 1977 casi todo el territorio de Ogadén. Etiopía, que contaba con la ayuda de Cuba y la Unión Soviética, después de que Estados Unidos (su anterior aliado) le retirara su apoyo, derrotó severamente a las tropas somalíes y se hizo con el control de la región a comienzos de 1978. Al mismo tiempo, Etiopía prestaba ayuda a movimientos disidentes somalíes con base principalmente en el norte, desde donde lanzaban sus ataques. Los enfrentamientos que tuvieron lugar en la región de Ogadén dieron lugar a que una ola de refugiados (estimada en casi dos millones) se desplazara en 1981 a Somalia. Estados Unidos proporcionó ayuda militar y humanitaria a cambio del uso de las instalaciones navales de Berbera, que había sido una base militar soviética. Las luchas entre Somalia y Etiopía continuaron de manera esporádica hasta que en 1988 firmaron un tratado de paz.

No obstante, el disidente Movimiento Nacional Somalí continuó su enfrentamiento militar contra el gobierno de Barre y consiguió ocupar algunas regiones del norte. A finales de la década de 1980 surgieron nuevos movimientos de oposición, que contaban con el apoyo de diferentes grupos tribales, lo que agravó el conflicto civil y obligó a Barre a abandonar la capital en enero de 1991.

En los 23 meses siguientes al derrocamiento de Barre, alrededor de 50.000 personas resultaron muertas en los enfrentamientos entre distintas facciones y otros 300.000 murieron a causa de la hambruna debido a la imposibilidad de distribuir alimentos en un territorio devastado por la guerra. En diciembre de 1992 fuerzas de pacificación de la ONU al mando de los marines de Estados Unidos fueron enviadas con objeto de restaurar el orden, al tiempo que las organizaciones internacionales llevaban a cabo un plan de ayuda humanitaria. Sin embargo, el recrudecimiento del conflicto deterioraba cada vez más al país y los cascos azules terminaron involucrados en el enfrentamiento. Algunos de ellos, al igual que cientos de somalíes, fallecieron, y las críticas internacionales sobre el modo en que se efectuaron las operaciones provocaron la retirada de las fuerzas de la ONU en 1994 dejando el país en manos de distintos “señores de la guerra

GUERRA CIVIL

La misión de paz de las Naciones Unidas se vio afectada de forma negativa toda vez que cambió el objetivo de su presencia en la zona, de ser una fuerza dedicada a la distribución de la ayuda humanitaria a intentar intervenir en la reconstrucción del Estado somalí. La fuerza de pacificación se centró en el poderoso dirigente de clan Mohammad Farrah Aidid, a quien pasó a considerar como la principal amenaza para el establecimiento de un gobierno de transición, si bien sus intentos por capturarle resultaron insatisfactorios. Los enfrentamientos entre las facciones somalíes, por un lado, y las tropas de la ONU, por otro, se generalizaron, y unos 1.000 hombres fueron asesinados. Los soldados estadounidenses, que se habían retirado en marzo de 1994 después de que hubieran resultado muertos 30 de sus hombres y heridos 175, volvieron nuevamente en febrero de 1995 para cubrir la retirada de la fuerza de pacificación de la ONU el mes siguiente. Pese al fracaso que supuso no poder restaurar la paz en el país, unas 300.000 vidas humanas habían logrado salvarse de morir de inanición gracias al esfuerzo hecho para paliar la hambruna.

Al iniciarse la quiebra de Somalia como Estado en 1991, la región septentrional de Somalilandia (antigua Somalia Británica) se declaró república independiente. Pese a no ser reconocida por las Naciones Unidas, este territorio posee presidente, legislativo, moneda y constitución propios.

 Los “señores de la guerra” del sur de Somalia mostraron su rechazo hacia la nueva entidad atacándola; además, la escindida república sufre una quiebra interna debido a los enfrentamientos políticos y al estancamiento económico. Aidid se autoproclamó presidente de Somalia en junio de 1995, si bien su acción no fue reconocida por los clanes rivales. En los combates librados entre finales de 1995 y comienzos de 1996, las fuerzas de Aidid capturaron territorio estratégico del sur y partes de Mogadiscio.

Aidid falleció en julio de 1996 a resultas de las heridas recibidas por arma de fuego en un combate callejero; fue sucedido en la presidencia por su hijo Hussein Mohammad Aidid. Sucesivas treguas entre facciones fueron declaradas a finales de 1996 y comienzos de 1997 en la confianza de poder llegar a un acuerdo entre los jefes de los clanes para constituir un gobierno de unidad nacional. La reanudación de los combates, en agosto y noviembre de 1996 y en mayo de 1997, desbarataron toda posibilidad de acuerdo

Meses más tarde, en diciembre de ese mismo año, se reunieron en El Cairo, la capital de Egipto, los jefes de los principales clanes. En esa reunión acordaron elaborar un plan y convocar una conferencia nacional a la que acudieran representantes del centenar de clanes existentes en el país africano, con el fin de elegir un gobierno de salvación nacional.

Mientras tanto, las graves inundaciones que, por efecto de la corriente de El Niño, se produjeron en el sur del país durante el mes de noviembre provocaron la muerte a más de 1.300 personas y dejaron sin hogar a unas 800.000 personas, además de destruir las cosechas. Este desastre natural, unido al rebrote de los combates entre facciones rivales, obligaron a posponer la conferencia de paz para comienzos de 1998. Los acuerdos tomados a lo largo de ese año (enero-marzo) fueron muy limitados y tuvieron que ver de forma estricta con la reapertura del puerto de Mogadiscio y con la desmilitarización y pacificación de la ciudad.

En 2000, el ex primer ministro Abdiqasim Salad Hasan fue elegido presidente de Somalia por una asamblea formada por 245 miembros y emanada de una conferencia de paz celebrada en Djibouti a la que asistieron distintos jefes de los clanes. Hasan fue reconocido por múltiples facciones, pero no por Somaliland ni por Puntland.

En abril de 2000 se formó el llamado Gobierno Nacional de Transición de Somalia a partir de la Somalia National Peace Conference (SNPC) reunida en Arta, Yibuti. En julio de 2000 los delegados de la conferencia de reconciliación, aprobaron una Ley nacional que actuaría como constitución de Somalia por un periodo transicional de tres años. Esta constitución garantizaba a los somalíes la libertad de expresión y asociación, los derechos humanos, y realizaba una separación de poderes, garantizando su independencia. Durante este período de transición, la República Somalí adoptó un sistema federal de gobierno, con 18 administraciones regionales. La Asamblea de Transición Nacional ejercía el poder legislativo. Estaba formada por 245 miembros: 44 escaños por cada uno de los cuatro clanes principales (Dir, Hawiye, Darod y Oigil) y 24 de la alianza de los clanes menores, así como 20 para somalíes de gran influencia y 25 para mujeres. Fue inaugurada en agosto de 2000 y eligió al primer presidente del Gobierno Transicional de Somalia, Abdiqasim Salad Hassan, quien entre otras cosas, intervino militarmente en Jubalandia en 2004.

En 2004 se formalizó un parlamento interino de Somalia en Kenia. El parlamento formó el Gobierno Federal de Transición de Somalia, presidido por Abdullahi Yusuf Ahmed, quien anteriormente había sido presidente de Puntlandia hasta 2004, y que aprobó la intervención de una fuerza de paz internacional de las Naciones Unidas, declaró ante la cadena de televisión BBC que la Alianza de los “señores de la guerra” (refiriéndose a la ARPCT) no combatía por su ejecutivo.

El 26 de febrero de 2006, el parlamento se encontró por primera vez en suelo de Somalia, en la ciudad de Baidoa. La Segunda Batalla de Mogadiscio comenzó en mayo de 2006 entre la Alianza para la Restauración de la Paz y Contra el Terrorismo (ARPCT) y milicias leales a la Unión de Tribunales Islámicos. Para el 5 de junio al menos 350 personas habían muerto en el fuego cruzado.

El 5 de junio de 2006 se supo que el Consejo de Cortes Islámicas de Somalia había tomado el control de Mogadiscio, y que el primer ministro, Ali Mohammed Ghedi buscaba entrar en negociaciones con ese grupo. El 7 de julio se rindió el último “señor de la guerra”, Abdi Qeybdid., si bien algunos meses después volvió a las andadas, proclamando el estado Galmudug. Unos meses más tarde, el gobierno provisional recibió el apoyo efectivo de Etiopía, lo que llevó a la Unión de Tribunales Islámicos, que mantenía el control del sur del territorio somalí, a declararle la Yihad islámica.

Entre el 25 y 26 de diciembre de 2006, el ejército etíope realizó una serie de ataques en apoyo del gobierno provisional contra los milicianos del Consejo de Cortes Islámicas de Somalia, que provocaron más de mil muertos entre los combatientes islamistas.

Posteriormente, a lo largo de 2007, tanto Jubalandia, como la mayor parte de los territorios controlados por la Unión de Cortes Islámicas, así como Galmudug, pasaron progresivamente a manos del Gobierno Transicional de Somalia, quedando el estado autoproclamado de Somalilandia, y en menor medida el estado “autónomo” de Puntland, como principales escollos para la reunificación total de la antigua Somalia, junto a las acciones armadas de los restos de la UCI. Ese mismo año, una parte de la UCI se convirtió en la Alianza para la Reliberación de Somalia (ARS).

La ARS y el Gobierno Transicional de Somalia pactaron en octubre de 2008 ampliar el Parlamento y constituir un gobierno de unidad, lo que llevó en enero de 2009 a la elección del tercer presidente del Gobierno Transicional de Somalia, Sharif Sheid Ahmed, quien había sido anteriormente miembro de la Unión de Cortes Islámicas, en un intento de crear un gobierno nacional que pacificara finalmente a todas las facciones.

Desde julio de 2011, atraviesa una de las peores crisis alimentarias de su historia, por cuenta de una sequía, catalogada por los medios de comunicación como la más intensa en 20 años y que afectó algunas zonas de Kenia y Etiopía. Más de 3 millones de personas se encuentran en riesgo de morir por desnutrición y algunas zonas no eran accesibles para los organismos de ayuda por la presencia de grupos insurgentes islamistas.

La República de Somalia es un Estado federal cuyo régimen de gobierno es en la actualidad transitorio y sometido a fideicomiso de tres organizaciones internacionales (las Naciones Unidas y la Unión Africana) y un tercer Estado mediador (Estados Unidos), y que se estructura a través de las Instituciones Federales Transitorias o de Transición adoptadas en la llamada Carta Federal Transitoria de 2004, resultado de los acuerdos alcanzados en la Conferencia de Nairobi celebrada ese mismo año, a saber:

  • un Presidente de la República, que es el Jefe del Estado;
  • un Consejo de Ministros o Gobierno Federal Transitorio, que se constituye en poder ejecutivo de transición, y que integra al Presidente de la República, al Primer ministro y a los demás ministros federales designados por el Premier;
  • un Parlamento Federal Transitorio (Poder legislativo), compuesto por 450 diputados federales que representan a los clanes de Somalia;
  • un Sistema Judicial Transitorio (Poder judicial) integrado por el Tribunal Supremo Federal, el Tribunal Transitorio de Apelaciones, y los demás órganos judiciales establecidos por ley federal.

El país estuvo en guerra con Etiopía entre 1964 y 1987 por los reclamos de autonomía de Ogadén. En 1991 el territorio de Somalilandia, parte de la zona norte, se autodeclaró independiente. El general Said Barre gobernó entre 1969 y 1991. La unidad efectiva del Estado desapareció desde entonces, a pesar de las misiones de la ONU y de EEUU. Aparecieron “ministeriados” que causaron la pérdida del reconocimiento internacional.

Otras grandes regiones como Puntlandia y Galmudug se han autodeclarado autónomas recientemente. Estos tres territorios autónomos, Somalilandia, Puntlandia y Galmudug, no cuentan con reconocimiento internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bailando entre traducciones

MASR Translations - Let the world know what you do

saulofarrugia

Solo entra

La Audacia de Aquiles

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

Blog Kunterbund von G.B.

http://zitroneblog.wordpress.com

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

QUORUM-Asuntos Gobierno de Chile

Un sitio WordPress.com bueno

Espacio de Marta

POESÍA SIMPLE Y ROMÁNTICA MEZCLA REALIDAD Y FANTASÍA.

Reparacion de Computadoras en Rahway, Elizabeth, Linden, Newark

Reparacion de Computadoras en New Jersey ( a domicilio) 732 900 2457 93 Elmora ave Elizabeth NJ

Soliloquiame

Opinión, literatura, escritores, cuentos, poemas, vida.

Palabra de Lost

Informática, Cine e Internet acompañados por mis mejores ideas y buen ambiente.

Espacio de oceano

Asuntos gobierno Chile

El Despertar del Ser Interior

Espacio de Reflexión, Descubrimiento y Aprendizaje

Javier García-Moreno E. - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

capturaviaje

Fotografía y viajes

Espacio de paz

Just another WordPress.com site

Un Encuentro De Sensibilidades

Just another WordPress.com site

Espacio de Ana

Just another WordPress.com site

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Nariz Fria

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: