COMIENZOS DE LA URBANIZACION AFRICANA Y LA INTERACCION GLOBAL.

Sábado, marzo 14th, 2009
140309
 

Comienzos de la urbanización africana y la interacción global

Por Maghan Keita

Desde el 500 a.C. hasta el siglo XIX d.C. se produjeron en África numerosas migraciones. Las migraciones bantúes desde el África ecuatorial hacia el sur del continente, que duraron hasta aproximadamente el año 4 d.C., simbolizan los lazos lingüísticos que unen a dos tercios del continente africano. Sin embargo, desde el 300 hasta el 1000 d.C., el hecho que pudo unir las diferentes regiones africanas entre sí y, a su vez, al resto del mundo, fue la urbanización. Mediante este proceso, las localidades rurales, que en un principio estaban al servicio únicamente de sus habitantes locales, fueron desarrollándose hasta convertirse en centros de comercio, religión y gobierno al servicio de una región más extensa. El proceso de urbanización y el comercio que propiciaron dieron lugar a la creación de los grandes estados del continente africano, contribuyendo asimismo al comercio global y a las exploraciones de la era moderna.

Desarrollo inicial de ciudades y estados

Hacia 300 d.C. muchas ciudades africanas eran centros de comercio que tenían una intensa actividad intelectual y de intercambio, aunque también actuaban como sede de la administración civil y religiosa. Estas ciudades africanas representaban la diversidad de los estados que habían ayudado a crear. Aunque las ciudades y estados del continente africano diferían entre sí, la mayoría de ellos se caracterizaban por tener una cultura urbana, es decir, una cultura característica de su población y densidad estructural y de la cual surgen diferentes organizaciones sociales y políticas específicas del lugar. Esta cultura trascendía en muchos aspectos a los medios lingüísticos, religiosos y étnicos. La urbanización y la consiguiente formación de estados crearon un lenguaje y una cultura local específicos. Las ciudades, a su vez, también representaban los rasgos y símbolos culturales intercambiados entre las diferentes sociedades a través de los siglos.

Los antiguos y sofisticados procesos de urbanización y formación de estados se observan ya en la civilización egipcia. Egipto simboliza la cultura urbana, la formación de estados y la amplia interacción cultural de las civilizaciones antiguas. Contemporánea al antiguo Egipto fue la región de Nubia (Kush, o reino cusita), famosa por sus complejos urbanísticos. Las famosas ciudades de Meroë y Napata actuaban como centros administrativos, capitales de sus regiones y hogar para diferentes poblaciones.

Nubia, sus ciudades, su comercio así como su nivel cultural resultaron críticos para la identificación y construcción de ciudades en África oriental a principios de la era cristiana. En Nubia se centra al menos una teoría de difusión cultural. Según esta teoría, Nubia y su legado están vinculados a la difusión regional del cristianismo y al desarrollo de la tecnología del hierro en el centro y el oeste de Sudán.

Hacia el este, atravesando el valle del Alto Nilo, surgió el reino de Aksum (actualmente, el norte de Etiopía) que se labró su identidad a través de su economía política, su comercio y sus alianzas político-religiosas con el estado judío inicial. A principios del periodo medieval (hacia el 400) y a lo largo del siglo XV, la fama de Aksum como Estado cristiano y potencia comercial era celebrada tanto en Europa, como en el suroeste de Asia y en el propio continente africano. Según el monje egipcio Cosmas, que vivió en el siglo VI, los barcos que partían de Adulis, principal ciudad portuaria de Aksum, viajaban por el golfo Pérsico y por el este hasta Indonesia. En los siglos de las Cruzadas (entre el 1095 y aproximadamente 1291), los guerreros europeos buscaban compañeros de armas en Aksum y en la Nubia cristiana.

Etiopía

Las características míticas del Estado etíope, vinculado a la línea de Salomón y al cristianismo, también tuvieron que ver en las pugnas religiosas que caracterizaron gran parte de la historia del este de África entre 400 y 800. Entre los siglos I y V gran parte de los problemas críticos de la joven Iglesia eran estudiados y resueltos por africanos. Algunos de los primeros registros históricos confirman que, hasta aproximadamente 1500, los etíopes a menudo actuaban de forma decisiva en la resolución de disputas doctrinales. Algunos documentos de la Iglesia también revelan que a menudo los líderes de la Iglesia se referían a los etíopes o nubios (como se les conocía en los primeros tiempos de la Iglesia) como “queridos cristianos negros de Nubia y de los demás países del Alto Egipto.”

La Etiopía cristiana era un dominio imperial. Su poder religioso y comercial le garantizaba el reconocimiento de los reinos bizantinos y de las muchas sociedades y estados surgidos en el mundo islámico. La fama de Etiopía llegaba hasta las costas de la Europa atlántica.

La costa swahili

En la costa oriental africana, las actividades comerciales ayudaron al auge del Egipto romano, estimuladas probablemente por Nubia y Aksum. Los lugares de estas actividades se describen ya en el siglo I en el Periplo del mar de Eritrea (100? d.C., de autor desconocido). Durante el siglo I, el comercio estaba vinculado a la urbanización desde Mogadiscio, en la actual Somalia, por el norte hasta, Sofala, en el actual Mozambique, por el sur. Estas ciudades y los estados a los que servían iniciaron una fusión de cultura preislámica que marcó una de las muchas manifestaciones de la cultura afroárabe. La variante de esta cultura que ha sobrevivido hasta nuestros días se denomina swahili. Las estructuras comerciales y urbanas swahilis eran sofisticadas y generaron tanta riqueza que 1.500 años después seguían asombrando a los visitantes europeos.

África central y meridional

Tierra adentro de los límites más meridionales de la cultura swahili (Sofala y Chibuene) se encuentra el reino sudafricano de Gran Zimbabue y su gran ciudad homónima. Una fuente de especulación histórica afirma que Gran Zimbabue y otros centros de actividad urbana estuvieron vinculados a través del comercio desde el siglo I hasta el siglo V d.C. El auge de Gran Zimbabue (hacia 1400) implica que la urbanización y el comercio ya existían desde hacía tiempo en el sur de África y que los constructores de estos lugares emplearon técnicas ya conocidas en tiempos prehistóricos.

La capital de Gran Zimbabue era inmensa, imponente y misteriosa. Su alcance e influencia iban a la par con su grandeza. Registros históricos sobre el enorme tamaño de la ciudad, su arquitectura, demografía y estructura de clases indican la existencia de un espacio urbano complejo e intrincado. Sin embargo, los investigadores piensan que aunque Gran Zimbabue puede haber sido uno de los mayores espacios urbanos del sur de África, sin embargo no era el único. También sabemos que Gran Zimbabue participaba en el comercio que tenía lugar por las costas del océano Índico de diferentes productos, entre los que más tarde se encontrarían porcelanas de China, así como en el intercambio de estilos arquitectónicos islámicos y swahili. La extensión y el estilo de la ciudad de Gran Zimbabue reflejaban el comercio regional e internacional existente.

Y aunque Gran Zimbabue simbolizaba la grandeza, también representaba a comunidades urbanas más pequeñas que salpicaban el paisaje del sur de África y que pudieron ser anteriores al propio Gran Zimbabue. La evidencia arqueológica relacionada con Gran Zimbabue sugiere que el comercio del oro, que el escritor árabe Ibn Batuta (1304-1369) pensaba que enlazaba el interior del sur de África con la costa swahili, ya había comenzado varios siglos antes de los escritos de aquél. Esto implica que los procesos de urbanización en el sur de África pudieran haber tenido lugar durante los siglos IX y X.

A finales del periodo romano (desde el 300 hasta el 400) la distribución de los productos del comercio africano llegaba hasta China. Existían ciudades en la costa mediterránea de África que eran anteriores a la ocupación romana, y las ciudades asociadas a fenicios y griegos mantenían unas relaciones comerciales al menos limitadas con el interior de África. Algunas rutas comerciales se extendían desde la costa hasta la sabana. Evidencias de estas rutas para carros se encuentran en dibujos sobre la roca tanto en el centro como en el oeste de Sudán. Estas rutas sugieren que existió un comercio entre el Mediterráneo y el interior del continente desde el siglo I hasta el siglo X, aunque a veces de forma intermitente.

La ocupación urbana comenzó entre los siglos I y IV en la parte baja del bucle del río Níger en lugares tales como Jenne-Jeno. Jenne, la ciudad que surgió de esta ocupación, fue disputada entre la edad media y la edad moderna por tres estados imperiales, Ghana, Malí y Songay, imperios africanos del oeste de Sudán que estuvieron relacionados de alguna forma con la ciudad de Jenne.

Las redes comerciales en expansión entre los años 600 y 1000 d.C.

Hacia 600 y los inicios del islam, la parte occidental y central de Sudán ya era un hervidero de ciudades, y con el tiempo todavía habían de surgir muchas más. Aunque estas ciudades estuvieran dominadas por diferentes lenguas o etnias, compartían una cultura urbana común que permitía la existencia de amplias redes comerciales. Los productos y la cultura se desplazaban de oeste a este, de norte a sur y viceversa. La seguridad de las estructuras urbanas garantizaba el intercambio comercial y el auge del islam en el Sudán.

El reino soninké de Ghana representa la formación de estados en el oeste del Sudán africano a comienzos del periodo medieval. Las tradiciones orales y escritas de Ghana permiten rastrear el origen y las transiciones hasta la formación de ciudades así como la expansión del reino de Ghana a través de las conquistas y el comercio. A finales del siglo VIII los cronistas árabes denominaban a Ghana la “tierra del oro.” Las redes comerciales establecidas por el estado en la era preislámica (entre el 400 y el 600) resultarían más tarde de gran atractivo para los comerciantes musulmanes. Ghana ilustra la era y longevidad del comercio transsahariano y sirvió de base asimismo para los siguientes estados de Malí y Songay.

Las rutas transsaharianas y los vínculos swahili en la costa formaban redes comerciales que no sólo conectaban a África con una economía global sino que también realimentaban la dinámica local y regional del comercio africano. El comercio internacional y el regional dieron lugar al establecimiento de ciudades en la costa y el interior. Las ciudades actuaban como imanes para los comerciantes y sus productos. A su vez, la seguridad que estas ciudades ofrecían a sus clases comerciantes, tanto nativas como extranjeras, hablaba en favor de las proezas de los estados y de la capacidad del aparato del estado para controlar recursos y rutas.

Hacia el siglo X surgió un fuerte impulso de urbanización en el extremo sudeste del continente, desplazándose desde Gran Zimbabue al este hacia la costa, al norte hacia Egipto, a través del Sudán, y hacia el sur hacia la región de bosques que desemboca en la costa atlántica. El avance hacia el sudoeste de este impulso de urbanización inicial dio literalmente lugar a las nuevas ciudades y estados africanos que se convertirían en miembros igualitarios del mundo atlántico posterior. Una parte considerable de la herencia de las nuevas ciudades africanas estaba ligada al comercio regional e internacional de las ciudades y estados precedentes, es decir, el comercio transsahariano y swahili.

Los geógrafos y cronistas árabes del siglo VIII fueron de los primeros en mencionar estos primeros espacios urbanos surgidos entre los siglos IV y X, que más tarde dirigirían y estimularían la era moderna. Las ciudades y reinos creados en un continente rico en oro, agricultura y otros productos, permitió conectar rápidamente a los pueblos de todas las regiones a través de redes culturales y comerciales. La urbanización fue un indicador de una actividad comercial de largo alcance que unió a África a nivel regional y a nivel internacional con países tan remotos como China. A medida que crecían los centros urbanos, también lo hacía el comercio y el intercambio religioso y cultural.

Acerca del autor: Maghan Keita, profesor asociado de Historia en la Universidad de Villanova, es autor entre otras publicaciones de Riddling the Sphinx: Race, the Writing of History y America’s Culture Wars.

 

Anuncios

Un comentario el “COMIENZOS DE LA URBANIZACION AFRICANA Y LA INTERACCION GLOBAL.

  1. […] COMIENZOS DE LA URBANIZACION AFRICANA Y LA INTERACCION GLOBAL. marzo, 2009 5 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bailando entre traducciones

MASR Translations - Let the world know what you do

saulofarrugia

Solo entra

La Audacia de Aquiles

"El Mundo Visible es Sólo un Pretexto" / "The Visible World is Just a Pretext".-

Blog Kunterbund von G.B.

http://zitroneblog.wordpress.com

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

QUORUM-Asuntos Gobierno de Chile

Un sitio WordPress.com bueno

Espacio de Marta

POESÍA SIMPLE Y ROMÁNTICA MEZCLA REALIDAD Y FANTASÍA.

Reparacion de Computadoras en Rahway, Elizabeth, Linden, Newark

Reparacion de Computadoras en New Jersey ( a domicilio) 732 900 2457 93 Elmora ave Elizabeth NJ

Soliloquiame

Opinión, literatura, escritores, cuentos, poemas, vida.

Palabra de Lost

Informática, Cine e Internet acompañados por mis mejores ideas y buen ambiente.

Espacio de oceano

Asuntos gobierno Chile

El Despertar del Ser Interior

Espacio de Reflexión, Descubrimiento y Aprendizaje

Javier García-Moreno E. - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

capturaviaje

Fotografía y viajes

Espacio de paz

Just another WordPress.com site

Un Encuentro De Sensibilidades

Just another WordPress.com site

Espacio de Ana

Just another WordPress.com site

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Nariz Fria

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: